arrow
arrow

452571028El músico británico demostró que su esencia sigue intacta y se lució con sus temas acústicos.

Con una impactante puesta en escena y una banda compuesta por 13 personas, Rod Stewart fue la gran estrella de la noche en el estadio del Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA). En su quinta visita al país, el legendario músico británico conquistó a un público de alrededor de 20 mil personas, que disfrutaron sus grandes clásicos y hasta versiones acústicas de sus temas más populares.A sus 73 años, el artista demostró que no ha perdido la esencia de su voz ni su carisma en el escenario. Durante una hora y media de show, repasó sus grandes hits, como "Forever Young", "You Are In My Heart", "Sailing".

El despliegue de su banda fue uno de los puntos fundamentales de su presentación. Stewart salió a escena con dos bateristas; dos guitarristas; un bajista y contrabajista; un tecladista; un saxofonista; tres coristas; y otras tres que alteraron violines, percusión, arpa y mandolina.

"Es una noche romántica, una noche para el sexo", bromeó el músico, cuando invitó a sus fanáticos a sentarse en sus asientos para disfrutar la parte más relajada del recital.

Su pasión por el fútbol también formó parte de su repertorio. En el tambor de la batería se podía observar el escudo del Celtic, el club escocés de sus amores. Además proyectó en la pantalla gigante secuencias de goles de su equipo ante el Ranger, su clásico rival. Y como si fuera poco, en un momento también pateó pelotas al público al ritmo de "Hot Legs".

Fuente: TN.com