arrow
arrow

radio one controles del pap y colposcopia

María Estela Jofré, Secretaria de Salud, junto a Amanda Mezquía y Adelina Moncany de ALCECAB, brindaron una conferencia de prensa donde informaron sobre las actividades que se realizarán del 4 al 8 de septiembre, en materia de prevención contra el Cáncer de Cuello de Útero (CCU).


Durante la conferencia de prensa, que tuvo lugar en la oficina de la Secretaría de Salud del municipio este miércoles, se presentaron las actividades que el municipio realizará en conjunto con ALCECAB, como ya ha llevado a cabo en otras ocasiones en materia de prevención.

“El Papanicolau (PAP) es una práctica fácil, rápida y sin dolor que detecta precozmente el cáncer de cuello de útero. Por eso es importante que todas las mujeres se lo hagan una vez al año” dijo Jofré y agregó que los controles están destinados a aquellas mujeres que iniciaron las relaciones sexuales, que tienen entre 18 y 64 años o que tengan más de 64 años y que nunca se realizaron un chequeo de este tipo.

Paralelamente, el personal de enfermería y las trabajadoras sociales de los Centros de Atención Primaria (APS) desde hoy están saliendo por los barrios, visitando casa por casa anotando a las mujeres  que  quieran hacerse el PAP la próxima semana y concientizando sobre la importancia de prevenir y detectar a tiempo este tipo de Cáncer.

Los controles se harán en el Hospital Capredoni,  Pirovano, Urdampilleta, los CAPS (de 8 a 12hs los días que se detallan en el cronograma) y, también, en la  sede de la Asociación de Lucha Contra El Cáncer de Bolívar (ALCECAB).

Finalmente,  Amanda Mezquía  presidente de ALCECAB detalló que quienes quieran hacerse el control en la sede de la asociación (Pellegrini 602) deben inscribirse previamente y reservar un turno en el horario de 15 a 19hs, del 4 al 8 de septiembre. Si bien no hay límite de atención, el único requisito es que quien desee realizar el estudio no cuente con cobertura social.

El CCU ocupa el segundo lugar entre los tipos de cáncer más comunes entre mujeres a nivel mundial y es la segunda causa de muerte por cáncer, a pesar de que la enfermedad podría prevenirse casi por completo si se realizaran los Papanicolau (PAP) periódicamente.