arrow
arrow

perro rescateEl devastador sismo que golpeó el país azteca dejó al menos 149 muertos, decenas de heridos y edificios derrumbados.

El 19 de septiembre quedará en la historia como el día más trágico de México. No solo por lo que pasó en 1985, sino por lo que ocurrió en esta jornada: dos terremotos provocaron las peores catástrofes de la tierra azteca con una diferencia exacta de 32 años. En aquel momento fue un sismo de 8.2 el cupable de 10 mil muertos, 5 mil desaparecidos y miles de heridos.

El martes a la mañana, cuando se recordaba ese día nefasto, otra vez la tierra se movió: hasta el momento hubo 149 muertos, cientos de heridos, barrios devastados y decenas de edificios derrumbados.

La jornada trágica mexicana había empezado con un recordatorio de lo que habían sufrido a mitad de la década del '80. El 19 de septiembre de 1985, México DF quedó arrasada por un sismo de 8.2 en la escala de Richter. Por eso, las autoridades estaban haciendo un simulacro de lo que podía ocurrir otra vez. La ficción se hizo real: horas después, los edificios se empezaron a mover, cientos de casas se resquebrajaron y decenas de construcciones se derrumbaron.

El saldo de muertos crece minuto a minuto. Hasta antes de la medianoche del 19 -hora argentina- las autoridades de mexicanas de Defensa Civil confirmaron que hay al menos 149 muertos. Pero la cifra podría ser mayor ya que hay decenas de edificios que se derrumbaron de un segundo para el otro.

A diferencia de lo que pasó en 1985, esta vez, gracias a la tecnología, las imágenes del desastre se subieron en segundos a las redes sociales. A través de cuentas de Facebook, Instragram y Twitter, cientos de miles de afectados viralizaron decenas de videos con la prueba de cómo vibraron varias ciudades mexicanas.

El terremoto sacudió a la capital y a las ciudades de Puebla, Oaxaca y Michoacán. El temblor fue a las 13.14 hora local (15.14 de la Argentina) y tuvo su epicentro 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, estado de Morelos, a una profundidad de 57 kilómetros. De acuerdo a los datos oficiales hubo al menos 27 edificios derrumbados en la Ciudad de México. Los sitios más afectados fueron colonia Condesa, La Roma y la Narvarte.
Los derrumbes no alcanzaron solo a los edificios. El Monumento a la Madre en Insurgentes y Reforma cayó tras el temblor. Mientras tanto, en el sur de la ciudad, en Xochimilco, se cayó la parroquia de San Bernardino.